Sistemas de gestión de las variaciones de volumen de las extremidades residuales

El poder gestionar adecuadamente las variaciones del volumen de la extremidad residual es esencial para poder llevar una prótesis de forma cómoda y segura.

Las variaciones del tamaño de la extremidad pueden tener un impacto negativo sobre el ajuste de la prótesis y causar irritaciones cutáneas, dificultando así el seguir llevando la prótesis.

Las variaciones naturales en el volumen de la extremidad a lo largo del día se deben a los cambios en la retención de líquidos. Muchos factores pueden influir en estas variaciones, incluyendo el grado de ejercicio físico o el sudor que típicamente suele acompañar el periodo postoperatorio.

El usar calcetines protésicos de diferentes grosores es una forma sencilla de gestionar los cambios de volumen que se producen a lo largo del día, asegurando que se ajusten siempre de forma cómoda.

Se recomienda encarecidamente disponer de un set de calcetines de distintos grosores para poder lidiar con todos los cambios en el volumen de la extremidad residual. Contar con un set completo le permitirá cambiarlos y lavarlos cada día y darles tiempo para volver a su forma original, al recuperar las fibras su elasticidad.

Cambiarse los calcetines a menudo y el uso de una combinación correcta de grosores ayudan a garantizar el llevar bien el encaje, lo cual resulta fundamental para la salud de la extremidad residual y el bienestar general del usuario. Además, el correcto uso de los calcetines protésicos prolonga la vida de su liner protésico, ya que reduce la fricción a la que se expone.

Si no es capaz de gestionar las variaciones en el volumen de la extremidad residual usando solo calcetines protésicos, es aconsejable que consulte con su técnico ortopédico. Puede que experimente una variación de volumen «a largo plazo».  Este es un fenómeno frecuente entre las personas que hayan sufrido una amputación reciente en la fase postoperatoria, cuando la extremidad aún está estabilizándose, pero también puede darse mucho más tarde como consecuencia de un aumento o pérdida de peso, por ejemplo, o de un cambio en la estructura muscular de la extremidad en sí.

 

Cómo y cuándo llevar calcetines protésicos

El movimiento excesivo de la extremidad residual dentro del encaje o/y que la extremidad se inserte en el encaje sin resistencia pueden ser señales de que es necesario compensar las variaciones en el volumen.

El calcetín protésico debe llevarse sobre el liner protésico.

Puede llevarse más de un calcetín a la vez para alcanzar el grosor deseado.

El grosor de los calcetines se mide en capas (1, 3 y 5 capas). Por tanto, si necesita, por ejemplo, un grosor de 4 capas, podrá conseguirlo llevando uno de 3 capas sobre otro de 1 capa.

Por el mismo razonamiento, es importante prestar atención a las señales de que necesita reducir el grosor de sus calcetines, en particular, si hay una total ausencia de contacto con la extremidad distal del encaje. En este caso, deberán quitarse capas de calcetines hasta obtener un ajuste correcto.

 

Calcetines protésicos ALPS

ALPS ofrece una amplia gama de calcetines protésicos en 3 grosores diferentes (1, 3 y 5 capas), 3 tamaños (estrechos, medios, grandes), 4 longitudes (extracortos, cortos, normales y largos) y con o sin orificio distal.

Están disponibles tanto en paquetes individuales como en el práctico set ALPS Socks Bundle, que incluye varios calcetines del tamaño y la longitud que desee, pero de distintos grosores, para permitirle gestionar las variaciones del volumen de la extremidad con facilidad y poder cambiarlos todos los días.

Elegir el mejor calcetín adecuado a sus necesidades es fácil con el indicador de grosor con códigos de colores de los calcetines ALPS: azul para 1 capa; amarillo para 3 capas y verde para 5 capas.

Los calcetines protésicos ALPS son ligeros y suaves, extremadamente cómodos y con un ajuste perfecto. Están realizados con fibras tecnológicamente avanzadas, altamente efectivas en cuanto a la gestión de la humedad, que expulsan la transpiración para que pueda evaporarse fácilmente. Este tejido avanzado permite a los calcetines mantener su calidad original durante mucho tiempo, sin deformarse ni sufrir decoloraciones.

 

 

ALPS Skin Reliever

El ALPS Skin Reliever es un calcetín protésico realizado en gel de estireno para compensar la pérdida de volumen en la extremidad residual. Realizado con el ALPS EasyGel, tiene un grosor uniforme de 1,5 mm en el extremo proximal que va aumentando progresivamente hasta los 3 mm en el punto distal, para garantizar la máxima comodidad.

Está hecho para llevarse directamente pegado a la piel de la extremidad residual, bajo el liner protésico.

También pueden llevarlo quienes no usen un liner protésico, así como combinarse con los calcetines protésicos de punto ALPS.